Crema de espárragos con hinojo, que reconforta el alma

Crema de espárragos e hinojo, que reconforta el alma

Este año el tiempo (el meteorológico) está en boca de todos, porque hemos tenido un invierno como dicen los viejos del lugar que eran antes los inviernos y que los un poco más jóvenes hemos prácticamente olvidado: con nieves, mucha lluvia y, por supuesto, frío. Y como precisamente habíamos olvidado lo que es un invierno con mayúsculas, estamos todos hablando de él como si fuera algo extraño… y no lo es; simplemente es un invierno normal, al uso. Ya vendrá el verano y también nos cansaremos de esos calores extremos que, al menos, sufrimos aquí en los madriles, donde hasta el respirar es difícil por esa sensación de quemarte los pulmones. En fin, yo a lo mío, con mis cremitas tanto para mis primeros en la comida, como para las cenas, sencillas, nutritivas y reconfortantes. No me digáis que os vais a perder esta crema de espárragos con un toque de hinojo, que reconforta el alma.

Seguir leyendo

Anuncios

Bienvenid@s

Por fin me he decidido a escribir mi primera entrada. Siento como si me abriera al mundo, aunque desconozco qué hay al otro lado: es el vértigo de escribir a través de estas redes sociales, tan habituales ya pero tan desconocidas para muchos de nosotros y que nos atraen y nos repelen al mismo tiempo. Por fin, me decido a mostrar aquello que me gusta, que me apasiona para compartirlo, en la medida de lo posible, con personas que sientan lo mismo (o no). Intentaré que haya a partes iguales recetas de cocina ( fáciles, sin pretensiones, las que cocino para mis hijos y mi marido que me preguntan ansiosos qué voy a preparar de nuevo, para sorprenderles, para hacerles felices, para verles disfrutar), con fotografías (también sin pretensiones, de manera autodidacta, aprendiendo de cómo lo hacen otras “compañeras” blogueras a las que admiro, como Raquel Carmona de “Los tragaldabas” o Virginia de “Sweet and sour” y la vitalidad de Loleta en “loleta.es“), fotografías que prometo mejorar poco a poco.

Intentaré, igualmente, mostrar viajes, restaurantes que visite o quizás, un paisaje, un momento, una sensación.

Me encantaría, además, tener un espacio para la charla; ahí fuera hay un mundo lleno de personas interesantísimas, con proyectos vitales maravillosos de los que todos, sin duda, podemos aprender, personas que me han ayudado y me ayudan a emprender sueños.

¿Quieres acompañarme en este viaje? Espero no defraudarte y….. Bienvenido de nuevo