Pon un fermentado en tu vida

Pon un fermentado en tu vida

Empecemos diciendo algo que, a priori, puede parecer duro pero es que sin bacterias, enfermamos. Esta afirmación tan categórica es, sin embargo, absolutamente rigurosa desde el punto de vista científico, de tal manera que se está investigando el origen de muchas enfermedades degenerativas o, incluso, alergias en la ausencia de bacterias adecuadas en el aparato digestivo. Por eso el uso de fermentados se está incrementando cada día más en nuestras cocinas, así es que yo que tú, seguiría leyendo….

Es un tema que me estaba interesando desde hacía tiempo y a raíz de la invitación a un curso de fermentados de Pepita y Grano creo que estoy totalmente enganchada; es un mundo de posibilidades y de ayuda para que mi cuerpo funcione correctamente que quiero seguir explorando, a ver si consigo despertar en vosotr@s ese mismo interés.

Estamos llenos de bacterias; eso es algo que sabemos (niño, lávate las manos antes de comer); unas malas y otras, buenísimas. El problema radica en que en la sociedad moderna y gracias a la pasteurización de los alimentos, el ser humano combatió un montón de enfermedades hasta entonces mortales y relativamente sencillas de combatir. Pero con esa pasteurización se eliminaron también las que eran absolutamente indispensables para el buen funcionamiento de nuestro organismo y ahora se están viendo las consecuencias.

Pon un fermentado en tu vida

Por eso, parece que se vuelve a esta moda de los fermentados. Y no es tan sólo una moda, es una manera de equilibrar tu aparato digestivo el que, según los últimos estudios, está el centro de nuestro cuerpo: si un buen aparato digestivo, no tendremos una buena movilidad, no tendremos una buena capacidad intelectual y, obviamente, seremos candidatos a alguna de las múltiples enfermedades degenerativas que existen. De hecho siempre se ha atribuido al consumo de determinados probióticos (por ejemplo, el yogur) una esperanza de vida en algunas regiones de Bulgaria. Asimismo, está estudiada la pérdida de lactobacilus en momentos de estres.

Y nos preguntamos, ¿por qué son tan buenos? , convénceme. Pues porque:

  • Esos alimentos son más digestivos, puesto que las bacterias ya han hecho “la digestión” por ti.
  • La fermentación aumenta la cantidad de vitaminas del grupo K que son muy difíciles de encontrar en los alimentos de manera natural y que son importantísimas para los huesos y el corazón.
  • El sistema inmunitario se despierta con ellas: este es quizás el principal motivo por el que he empezado a usarlos. Nuestro sistema inmunitario, lógicamente, necesita estar siempre alerta y con la alimentación que se lleva en el mundo moderno, está aletargado. Una buena dosis de fermentados le hace despertar.

Y os preguntaréis, ¿y valen los encurtidos que compro en la tienda? : pues probablemente no, estarán riquísimos, eso seguro, pero esa fermentación se ha hecho con vinagre y no de forma natural y, lógicamente, muchos estarán pasteurizados con lo que no hemos conseguido nada de lo que queríamos.

Pon un fermentado en tu vida

Pero, ¿necesito productos difíciles de conseguir para hacerlos?: bueno, depende, para un chucrut básico necesitarás una col, sal y un bote de cristal para guardarlo (bueno, también es recomendable que pongas la fecha en que lo hiciste para ver cómo van tus bacterias y poder hincarle el diente lo más pronto posible).

Creo que con esto ya estás convencida/o, ¿no? Ahora, imagino que querrás saber cómo se hace.

Receta básica de chucrut:

Col

Sal

1 bote de cristal con tapa

Preparación:

Ahora entendéis porqué la he llamado “básica”.  Para una verdadera fermentación, no necesitamos más. Eso sí, podemos añadirles cuantas especies nos apetezcan o nos gusten, incluso mezclar coles (repollo y lombarda, lombarda únicamente, etc), pero lo que hace fermentar la col es simplemente el contacto de ésta con la sal.

Vamos a ello: lo primero que haremos será preparar la col. Desecharemos las hojas externas (las guardamos, luego os comento la razón), y la limpiamos bien. La troceamos en juliana finita y aprovecharemos para pesarla. De esta manera sabremos qué cantidad de sal (aproximada) tendremos que poner.  Se viene diciendo que la proporción es de una cucharada de sal (unos 15 grs) por cada kilo de col, así es que haremos una sencilla regla de tres.

Volcamos, entonces, la col en un bol y le añadimos la sal que necesite y empezamos el trabajo: hay que masajear la col (apretándola como si estuviéramos escurriendo la colada), hasta que salgan todos sus jugos que será donde se haga la fermentación. Aunque no os lo parezca, conseguiréis que el líquido cubra la col. Esa es la proporción que debéis conseguir, no es difícil, simplemente dedicarle un poquito de tiempo.

Una vez que tenemos el líquido cubriendo la col, podemos aprovechar, si lo queréis, para aderezarlo con alguna pimienta, etc que os apetezca. Mezclamos bien y volcamos en un bote de cristal con tapadera. Es muy interesante aprovechar las hojas externas de la col que guardamos para “apretar” la col en el bote, de tal manera que quede bien ajustada al tarro, sin aire en la parte de arriba.

A continuación, llevaremos a un lugar oscuro (una despensa o armario de la cocina es perfecto), aproximadamente 2-3 semanas y ya estará perfecto para consumirlo. No os asustéis si veis que el líquido empieza a rebosar por los bordes: eso significará que las bacterias están haciendo su trabajo, que todo va viento en popa.

Una vez pasado ese tiempo y para no continuar con la fermentación, lo más adecuado es meterlo en la nevera, donde la actividad de los “bichitos” se ralentizará.

¿Qué puedes hacer con el chucrut? Obviamente comértelo, pero como le cojas el gusto lo vas a usar como guarnición de casi todo, un auténtico vicio y notarás cómo tu estómago está “más reposado” y… es tán fácil y económico!!!!!

¿Os animáis, entonces?

Anuncios

2 comentarios en “Pon un fermentado en tu vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s