Bizcocho de calabacín, una forma estupenda de comer verdura

Bizcocho de calabacín

Muchos de vosotros encontraréis extraño incorporar una verdura, como el calabacín, a un pastel, pero no es algo nuevo. De hecho hay miles de combinaciones y acostumbramos a usar la calabaza, tanto en dulce como en salado, pero el calabacín, parece que se queda algo atrás. Pues os diré que le da a la repostería un sabor muy fresco y, sobre todo, mucha jugosidad, por lo que, como en este caso, los bizcochos quedarán húmedos y jugosos y, sobre todo, tus hijos comerán una verdura sin darse cuenta. Les estarás dando un estupendo desayuno, merienda o postre con todos los beneficios de la harina ( en este caso de espelta, huevo, lácteo y, por supuesto, la verdura). ¿Te he convencido ya para hacer este estupendo bizcocho de calabacín?

Como casi todo, este bizcocho admite variaciones. Está estupendo si le pones nueces o almendras fileteadas; también está muy rico con pepitas de chocolate negro, pero yo he preferido ponerle esta vez uvas pasas, puesto que le aportan mucha humedad a un bizcocho que ya de por sí lo es, pero es que os tengo que confesar que las pasas me encantan y la uso en muchísimas cosas; en ensalada, unas espinacas con piñones y pasas están de muerte, cualquier bizcocho gana muchísimo con este ingrediente. Quiero decir con esto, que luego vosotr@s lo podéis adaptar a aquello que tenéis por casa o lo que más gusta o conviene a vuestra familia y en eso está la gracia de este pequeño mundo que construimos, que vamos enriqueciéndolo cada uno de nosotros con nuestras vivencias particulares.

Pero voy a dejar de enrollarme y vamos a lo que nos interesa, que es la receta.

Ingredientes:

125 grs de almendra molida

125 grs. de harina de espelta

3 huevos

50 grs de pasas

50 ml de leche

1 grs de levadura seca

200 grs. de azúcar moreno

100 ml de aceite de oliva suave (para los bizcochos suelo usar un aceite de girasol ecológico)

150 grs de calabacín rallado

1 cucharada de canela

1 cucharadita de extracto de vainilla

1 pizca de sal

Preparación:

Lo primero que haremos será poner en un bol el azúcar con los huevos y batir hasta conseguir una masa esponjosa y suave.

Bizcocho de calabacín

Aparte, mezclaremos la harina y la almendra molida con la canela, la pizca de sal y la levadura, y lo iremos incorporando despacio, mezclando, a la mezcla de huevo y azúcar. Una vez hemos conseguido una mezcla homogénea, vamos incorporando, sin dejar de batir, el aceite y la leche. Seguimos mezclando.

Finalmente, incorporamos el calabacín rallado y las pasas y mezclamos, con una espátula.

Bizcocho de calabacín

Engrasamos un molde y lo metemos al horno, previamente precalentado, a 180º alrededor de 45 minutos (depende, como siempre, del molde que usemos).

Nadie se dará cuenta de que lleva calabacín, pero sí notarán que está superjugoso y ese contraste entre esa verdura y la canela y la vainilla, hará de este bizcocho uno de vuestros preferidos, os lo puedo asegurar. ¿Y quién dijo que no se puede usar la verdura en una receta dulce?

 

Anuncios

2 comentarios en “Bizcocho de calabacín, una forma estupenda de comer verdura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s