Vasitos de cuscús con nueces, para abrir boca

vasitos de cuscús, para abrir boca

En la mayoría de las ocasiones asociamos aperitivo a tapas a algo para comer de un bocado y no nos paramos a pensar que los vasitos son una manera estupenda de presentarlos o cuando tenemos en casa una comida tipo buffet. Resulta muy atractivo visualmente porque suelen tener mucho colorido y es una manera de probar diferentes recetas en pequeñas cantidades. Es lo que ocurre con este vasito de cuscús con nueces: que seguramente repetirás.

En casa solemos usar mucho el cuscús para hacer ensaladas. Desde el punto de vista nutricional, esta sémola de trigo nos aporta vitaminas del complejo B, A y minerales como fósforo y magnesio y, en menor proporción, calcio, hierro y potasio. Admite muchísimas posibilidades de cocinado: la base es cocerlo con agua o caldo y se puede acompañar  de garbanzos, alcachofas, calabacines, berenjenas y, en ocasiones, alguna carne.

A nosotros nos gusta en ensalada: podemos ponerle huevo, atún, frutos secos, uvas pasas, pollo a la plancha con hierbas y, como en este caso, también granada y, por supuesto, nueces. Pero vamos a la receta, a ver qué os parece:

Ingredientes:

Una tacita de cuscús

Una tacita de agua

Medio aguacate

Queso en dados al gusto (a mí me gustan los aliñados con hierbas provenzales para este tipo de ensaladas)

Aceite, sal, vinagre de módena y un chorrito de miel.

Media granada madura

Un buen puñado de nueces de California

Preparación:

Lo primero que haremos será cocinar el cuscús. Para ello, pondremos a hervir una tacita de agua y le pondremos alguna hierba que nos guste, sal y un chorrito de aceite. Cuando empiece a hervir, vertemos la misma cantidad de cuscús y apagamos el fuego. Dejamos que el cuscús absorba todo el agua y removemos, para que no se apelmace.

vasitos de cuscús, para abrir boca

Mientras, vamos pelando y troceando el aguacate. Ya sabéis que lo mejor es cortarlo transversal y si el aguacate está en su punto, se desprenderá la carne del hueso limpiamente; yo sólo utilicé la mitad. La otra, deberéis guardarla tapada con papel de aluminio en la nevera, para que no se oxide. Lo cortamos, pues, en daditos pequeños y reservamos (no hace falta que pongamos limón, puesto que lo vamos a utilizar inmediatamente, y no dará tiempo a que se oscurezca).  Cogemos la granada y también vamos sacando las semillas, y reservamos en un bol (con la otra mitad, hacemos lo mismo: guardarla en la nevera con papel de aluminio).

Como el cuscús ya estará en su punto, lo vertemos en un bol y añadimos el aguacate y el queso en daditos. Preparamos una vinagreta con aceite, sal, vinagre de módena y un chorrito de miel y lo vertemos por encima, removiendo bien para que coja todo el sabor.

vasitos de cuscús, para abrir boca

Preparamos los vasitos para presentar el plato. Ponemos una base de cuscús aliñado con la vinagreta, el aguacate y el queso. Por encima, pondremos semillas de granada y coronamos con un buen puñado de nueces de California, que le darán el punto crujiente a esta receta, que puede actuar tanto como un entrante como una rica tapa, mientras tomamos un vino. ¿qué os ha parecido? En casa nos encanta y es un plato que contiene cereales, el aguacate, lácteo (queso), una fruta (granada) y frutos secos tan interesante para nuestra salud.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s