La mejor tarta de fresas para San Valentín

La mejor tarta de fresas para San Valentín

No sé si seréis de celebrar o no San Valentín, pero os aseguro que sea de una manera o de otra esta tarta os va a alegrar el día, a vosotros y a los vuestros, claro. Os prometo que hacía tiempo no probaba una tarta más jugosa y, al mismo tiempo tan sutil en la boca. Eso sí, tiene un punto en contra: vais a tener que repetirla mil y una vez, ya os he avisado. Yo creo que lo que más os apetece es ir a ver la receta de la mejor tarta de fresas para San Valentín.

Hoy no me quiero enrollar, porque seguro que estáis deseando ver la receta para sorprender a los vuestros. Como los ingredientes son básicos, seguro que os ponéis ya mismo manos a la obra. A ver qué os parece.

La mejor tarta de fresas para San Valentín

Ingredientes:

150 grs de mantequilla (en pomada)

175 grs de azúcar moreno

2 huevos

175 grs de almendras molidas

175 grs de harina de trigo

250 ml de leche

500 grs de fresas

Preparación:

Lo primero que haremos será batir la mantequilla (que tendremos en pomada) con el azúcar hasta conseguir una mezcla esponjosa. Cuando ya la tengamos, añadimos, uno a uno, los huevos y seguimos batiendo.

La mejor tarta de fresas para San Valentín

En el momento en que tengamos una mezcla suave, suave, incorporamos las almendras molidas y la harina y removemos hasta que se integre. A continuación, iremos echando la leche, poco a poco, y seguimos mezclando (no batiendo) hasta que esté totalmente homogénea.

Una vez tengamos la mezcla, lavaremos bien las fresas y le quitaremos el pedúnculo. Alrededor de 400 gramos (aproximadamente, eso lo veréis dependiendo del molde que vayáis a utilizar), la cortamos en rodajitas y el resto a la mitad (estas últimas irán en la parte de arriba de la tarta).

La mejor tarta de fresas para San Valentín

Cogemos el molde que nos guste previamente engrasado( en mi caso uno alargado y desmoldable, que creo que queda muy bien, pero podéis usar el que mejor os parezca) verteremos la mitad de la mezcla. No es una mezcla líquida, hay que extenderla con cuidado con una cuchara, pero queda perfectamente, sin problema. En esa mitad vamos poniendo, como en una camita, las fresas loncheadas, cubriendo toda la superficie y cubrimos con la otra mitad de la masa, también con cuidado y con una cuchara ( es muy útil en estos casos, una vez que hayamos extendido la mezcla, golpear el molde con la encimera de la cocina, para que la masa se ajuste a los bordes del mismo y no queden huecos feos).

Adornamos con las fresas que habíamos cortado a la mitad y lo metemos al horno, alrededor de 30’ (depende de la altura del molde), a 180º y servimos espolvoreada de azúcar glass.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s