Granola crunch de avena y trigo sarraceno

granola crunch de avena y trigo sarraceno

Casi todos estamos de acuerdo en que la comida que más se disfruta es el desayuno; de hecho, cuando estamos de vacaciones o viajamos es algo que forma parte de ese momento, tan importante, o más, que la visita a la ciudad. Y la granola suele ser uno de mis desayunos preferidos, aunque ya os digo que me encanta todo: la fruta, los huevos en cualquiera de sus variantes, esos maravillosos zumos, etc… en fin, que me he aventurado a hacer una combinación de cereales que creo que os va a gustar porque incorpora uno que estoy descubriendo y que, os tengo que confesar, me está enamorando por momentos: el trigo sarraceno. ¿os animáis a acompañarme con esta granola crunch de avena y trigo sarraceno?

Como os decía, el trigo sarraceno ha conquistado mi corazón. Creo que veréis más recetas por aquí con este falso cereal ( de hecho es una poligonácea, como el ruibarbo), que tiene una forma curiosa, de pirámide o, si me permitís, de corazón. Comparado con el trigo, maíz o arroz es riquísimo en minerales, no contiene gluten y tiene muchos más antioxidantes que otros cereales como la avena, el trigo, el centeno o la cebada. Es muy versátil en su cocinado, por lo que puede darnos un montón de juego en nuestra cocina de día a día, esa que no nos permite gastar mucho tiempo entre los fogones. Pero yo creo que lo mejor es que lo probéis y lo hagáis con esta granola que seguro que gustará a grandes y a chicos, porque, además de ser y estar muy rica, es muy agradable en boca por el toque crujiente del que os hablaba más arriba.

granola crunch de avena y trigo sarraceno

Vamos a ello:

Ingredientes:

160 grs de copos de avena

25-30 grs de almendras crudas (o nueces)

60 grs de trigo sarraceno

60 grs de pipas de calabaza (o de girasol)

60 grs de aceite de coco

60 grs de miel

Una pizca de sal

1 cucharadita de canela (al gusto)

1 cucharadita de extracto de vainilla

60 grs de plátano deshidratado (o coco, al gusto)

120 grs de frutas deshidratadas ( yo puse unas fresas estupendas, podéis poner pasas, etc)

 

Preparación:

Lo primero que vamos a hacer es poner un poquito a remojo el trigo sarraceno. Se recomienda hacerlo para quitarle posibles restos de polvo o tierra. Lo pasamos un poco por agua y lo secamos.

granola crunch de avena y trigo sarraceno

A continuación, vamos a mezclar en un bol todos los ingredientes, excepto el plátano y la fruta deshidratada: mezclamos la avena, el trigo sarraceno ya seco, las almendras crudas (yo las partí por la mitad), las pipas de calabaza (o si preferís, las de girasol), el aceite de coco, la miel, la pizca de sal, la canela y el extracto de vainilla y removemos bien. Yo prefiero hacerlo con la mano, para que me quede todo más suelto, pues la miel tiende a aglutinar los cereales.

granola crunch de avena y trigo sarraceno

Encendemos el horno a 180º y ponemos una bandeja de horno con papel sulfurizado debajo, extendiendo bien la mezcla. Lo dejamos alrededor de 20 minutos o cuando veamos que tiene un color tostadito, removiendo cada 5’ para que se haga de manera homogénea.

granola crunch de avena y trigo sarraceno

Cuando queden 5 minutos para que se termine de hacer, vuelva las frutas deshidratadas en la bandeja de horno, y remueve, para que vaya cogiendo el sabor. Os aseguro que tiene un toque crunch que engancha y, por supuesto, es una fuente de fibra y proteínas extraordinaria para un estupendo desayuno, ya sea con leche, yogur, kéfir, etc.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s