Pastel del pastor de verduras, a mi manera

Pastel de verduras del pastor, a mi manera

Esta es, sin duda, mi versión del famoso pastel del pastor que, en su origen, fue, por supuesto, elaborado con carne y que constituía un alimento rápido y contundente para aquellos trabajos físicos de antaño y, al mismo tiempo, guardaban mucho el calor, por la patata que los recubre. Ahora que somos mucho más sedentarios y que nuestra alimentación parece que tiende hacia un menor consumo de carne, están proliferando versiones de este pastel con verduras, sustituyendo la proteína animal por la vegetal (usando legumbres). Yo lo he hecho para mi hija, con las verduras que a ella más le gustan y para que resulte lo más completo posible y os puedo asegurar que triunfareis, tendréis un plato de lo más completo, que podéis dejar hecho o llevároslo a la ofi sin problema. Vamos con este pastel de verduras del pastor, a mi manera, a ver qué os parece.

Antes de nada, tengo que deciros que estoy un poco emocionada, porque con esta receta, que me encanta (espero que a vosotr@s os ocurra lo mismo), participo en el concurso para blogs de cocina organizado por Emile Henry y Claudia&Julia. No tengo aún ninguno de los maravillosos moldes de esta marca, pero este pastel quedaría de lujo si lo pudiera servir en este molde cerámico redondo, fantástico para este tipo de elaboraciones.

Vamos con receta entonces, que estoy deseando que la hagáis y me contéis.

Ingredientes: (para 4 personas)

1 bote de 350 grs de garbanzos (en realidad, solo usé 150 grs, porque con el resto hice estos garbanzos especiados de lasmariacocinillas  que tenéis en mi galería de instagram.

1 cebolla

1 diente de ajo

2 zanahorias

200 grs de champiñones

1 lata de guisantes de 150 grs.

1 bolsa de espinacas baby (aproximadamente 100-120 grs)

4 patatas medianas (al gusto)

4 cucharadas de una buena salsa de tomate, si es casera, mejor

1 chorretón de vino blanco.

Aceite de oliva virgen extra

Queso manchego rallado

Pastel de verduras del pastor, a mi manera

Preparación:

Empezaremos lo primero por el sofrito. Os cuento: yo hice la zanahoria en la sartén, despacito hasta que quedó a mi gusto pero si vais con las prisas (normal), lo primero que haremos será pelar y cortar las zanahorias en dados y cocer unos minutos en agua hirviendo con sal.

Como os decía, empezamos picando el ajo y la cebolla en láminas y sofreímos despacito, para que se quede transparente. Tanto si la ponemos cruda, como si le hemos dado un hervor precio, echaremos a la sartén las zanahorias y dejaremos que se poche bien, que coja todo el sabor.

Mientras se va pochando, vamos a ir poniendo las patatas a cocer, enteras (yo lo hago en la olla exprés). Sacamos, dejamos enfriar, pelamos y ponemos en un bol.

Cuando las zanahorias tengan la textura que nos gusta, echaremos los garbanzos (los podéis hacer perfectamente en casa, con una cebolla, una zanahoria y una hoja de laurel).

Pastel de verduras del pastor, a mi manera

A continuación, vamos limpiando y laminando los champiñones, lo incluiremos en nuestro sofrito, y dejaremos pochar. Seguimos con los guisantes y, por último, las espinacas, que se hacen en un momento.

Cuando veamos que todo está rehogado, echaremos las cucharaditas de tomate y el chorrete de vino blanco (esto va en gusto: a mí me gusta que no quede demasiado líquido, porque así a la hora de cortar el pastel queda más “bonito”, pero si lo preferís, podéis poner más tomate o dejar que se reduzca menos la salsa).

Mientras termina de hacerse el interior del pastel, aplasteremos las patatas o las pasaremos por un pasapuré. El pastel original lleva por encima un puré de patata al uso, es decir, con mantequilla. Yo simplemente deshice la patata, la salpimenté, y la emulsioné con un chorretón de aceite de oliva virgen extra, ni más ni menos, y nos encantó, os lo puedo asegurar. Pero vosotros podéis hacerlo, si lo preferís, a la manera tradicional.

Vamos a montar el plato: pondremos una base fina de “puré de patata”, cubrimos con todas las verduritas (lo dejamos todo nivelado, para que nos quede más bonito) y volvemos a cubrir con una capa de patata, espolvoreando por encima queso manchego a nuestro gusto. Metemos un poquito al horno, función grill, y a comer calentito. Seguro que repetiréis, ¿no os parece?

Contadme si lo habéis hecho y si ha triunfado; me encantará.

 

Anuncios

4 comentarios en “Pastel del pastor de verduras, a mi manera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s