Albóndigas de berenjena con parmesano

Albondigas de berenjena con queso parmesano

Una vez pasadas las Navidades, donde hemos disfrutado con nuestra familia y cocinado para los nuestros, donde hemos intentado hacer aquellas recetas que gustan a todos, esos caprichos que satisfacen tanto al que los hace como al que los come, toca parar un poco el ritmo, volver a la rutina y echar mano de aquellos alimentos, deliciosos todos, pero con un aporte menor de calorías porque, aunque no lo queramos creer, el verano está ahí mismo y la báscula no perdona. Los vegetales, en este caso, son nuestros mejores aliados y ¿quién dijo que comer verdura es aburrido?. Hoy os traigo una receta de albóndigas de berenjena con queso parmesano que, os aseguro, gustará igual a grandes y pequeños. Vamos a por la receta.

Ingredientes:

Para las albóndigas:

2 berenjenas

1 huevo

pan rallado

queso parmesano al gusto

Para la salsa de tomate:

1 lata de tomate natural triturado de 500 grs.

ajo

cebolla

orégano

sal, pimienta y azúcar

Preparación:

Es muy sencilla. Lo primero que haremos será pelar las berenjenas, cortarlas en daditos y ponerlas con un poquito de sal gorda durante 15 minutos para quitarles el amargor. Veremos que sueltan agua. Las pasamos por agua para quitarle el exceso de sal y dejamos escurrir.

Albóndigas de berenjena con parmesano

Una vez secas, las ponemos en la sartén con un par de cucharadas de aceite de oliva virgen extra a fuego suave; cuando empiecen a coger color, vertemos un par de cucharadas de agua y tapamos, dejando que se hagan en su propio vapor ( así evitamos hacerlas con demasiado aceite). Mientras tanto vamos haciendo la salsa de tomate.

Albóndigas de berenjena con parmesano

Ponemos a pochar la cebolla y el ajo troceados. Cuando esté transparente, volcamos la lata de tomate natural triturado y dejamos que se vaya haciendo, incorporando a media cocción sal y azúcar al gusto. Trituramos todo y añadimos en este momento el orégano ( si te gusta que esté en la salsa, si no, tritúralo también).

Albóndigas de berenjena con parmesano

Una vez hecha la berenjena, escurrimos e incorporamos en un bol, donde agregaremos el huevo, el pan rallado (poco a poco, para que no queden demasiado secas) sal, y el queso parmesano, al gusto. Removemos y vamos dandole forma de albóndiga ( no os preocupéis si están blanditas, porque al pasarlas luego por pan rallado, cogen consistencia). Las pasamos por pan rallado y las freímos en una sartén con unas 4 cucharadas de aceite. Con cuidado, las incorporamos a la salsa de tomate y servimos con queso parmesano por encima. Os aseguro que es una receta que repetiréis. Albóndigas de berenjena con parmesano

Ya me contareis qué os ha parecido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s