Flognarde de melocotón sin azúcar

 

Flognarde de melocotón sin azúcar

Llevo una temporada viendo la manera de ir sustituyendo el azúcar blanco de mis postres por otro endulzante menos perjudicial, endulzantes que no sólo aporten ese punto dulce que todos buscamos sino que nos aporten minerales, vitaminas, fibra, etc.. y creo que el que más se ajusta a los gustos de mi familia es el dátil, siempre que sea un dátil natural, sin aditivos extras en azúcar, grande y carnoso. Le aporta el dulzor que a nosotros nos gusta sin grandes cantidades, puesto que sus azúcares son de fácil asimilación; anímate a hacer este sencillo flognarde de melocotón sin azúcar.

El ácido pantoténico que tiene el dátil es muy útil para combatir el estrés y, junto con las vitaminas del grupo B y el triptófano, estimula la producción de melatonina, que ayuda a conciliar el sueño, evitando el insomnio. Es decir, se trata de un endulzante con suficientes propiedades adicionales, al contrario que el azúcar blanca, que nos convencen totalmente de su uso y, os puedo asegurar, la tarta queda suficientemente dulce y, por supuesto, no se mezclan sabores, el dátil queda totalmente diluido por el resto de ingredientes.

Y ahora vamos con el nombre de la tarta. Como habéis deducido claramente, es una tarta de origen francés, y no es más que una sencilla y rápida tarta, con una masa cremosa parecida a los crêpes, a los que se le añade fruta. Si lo que se usa son cerezas, estaremos ante un clafoutis, pero si le añadimos cualquier otra fruta (normalmente con poca agua, para que la tarta cuaje bien) estaremos ante una flognarde. Normalmente se usaba para aprovechar la fruta ya madura y eran habituales las de manzana, pera y, por supuesto, melocotón. Como ahora estamos en la temporada de estos últimos y me encontré con unos estupendos de Cabanes (Castellón) me decidí a hacerla y, como siempre, fue un visto y no visto.

Ingredientes: 

4 huevos

7 dátiles

250 grs. de leche

15 grs. de aceite vegetal

80 grs de harina blanca

una cucharada de extracto de vainilla

2 melocotones

Para adornar por encima: 

azúcar glass

almendras laminadas crudas

Preparación:

Lo primero que haremos será hacer el puré de dátiles, que usaremos como edulcorante. Para ello, los ponemos en un procesador de alimentos con un par de cucharadas de agua (depende del tamaño de los dátiles, si vemos que no se bate bien o está demasiado espeso, añadiremos algo más de agua, poco a poco); tiene que quedar una masa espesa. Reservamos.

Flognarde de melocotón sin azúcar

A continuación, ponemos los huevos en un bol y batimos bien, para que quede esponjoso. Añadimos el puré de dátiles, la leche, el aceite, el extracto de vainilla y la harina tamizada y batimos suave, hasta conseguir una masa homogénea. Dejaremos reposar unos 20 minutos.

Flognarde de melocotón sin azúcar

 

Mientras, vamos precalentando el horno y pelando los melocotones y gajitos finos; untamos de mantequilla el molde que vamos a utilizar y disponemos los melocotones encima, en la base del molde. A continuación vertemos la masa que teníamos reposando: para que no se mueva la fruta, coged una cucharada grande y verted la masa sobre la cuchara que caerá suavemente; de esta manera evitamos que, al caer de manera algo más fuerte, se muevan los melocotones que habíamos colocado. Encima espolvoreamos azúcar glass y almendras laminadas, que se tostarán y darán un toque delicioso.

Flognarde de melocotón sin azúcar

A mí personalmente, me chifla servirla con un helado de vainilla. ¿y a vosotr@s?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s