Tarta fría de frutos rojos

 

Tarta fría de frutos rojos

Que levante la mano quien no necesite vacaciones; el invierno es largo, cada vez hacemos más y más cosas y las horas siguen siendo las mismas ( y, por qué no decirlo, vamos cumpliendo nuestros añitos); pero lo que no perdemos ni perderemos nunca es la ilusión por la cocina, por experimentar y aprender técnicas nuevas, nuevos productos, nuevas combinaciones…. Eso, nunca lo perderemos, o nos habremos rendido. El tiempo del horno se agota con estos calores y ya vamos a empezar a hacer cosas fresquitas, que nos alegren la vista y el paladar y creo que esto lo conseguimos con la receta de hoy: tarta fresca de frutos rojos. Vamos a ello.

La base de esta tarta es un sencillo bizcocho, pero la sorpresa que nos espera en el centro la convierte en un bocado suculento, fresco y lleno de sabor, porque hay que servirla fría, fría. Para los niños es perfecta, porque estás ofreciéndoles un bizcocho, con un gran aporte de lácteos (yogur y nata) y frutos rojos que, ya sabéis, son muy antioxidantes.

Tarta fría de frutos rojos

Ingredientes:
(para 6 personas)

Para el bizcocho:

1 yogur natural

3 huevos

La medida de dos envases de yogur, de azúcar

½ envase de yogur, de aceite de oliva suave

1 cucharadita de extracto de vainilla

3 ½ envases de yogur, de harina

1 sobre de levadura en polvo

Mantequilla

Para el relleno:

350 grs de frutos rojos

500 ml de nata para montar

75 grs de azúcar

50 grs de azúcar glass

3 cucharadas de agua

Para decorar:

Frambuesas

Azúcar glass

Preparación:

Lo primero que haremos será volcar el yogur en un bol y reservar. Lavamos y secamos bien el envase para utilizarlo como medida. A continuación, batimos los huevos con el azúcar hasta que estén bien cremosos. Agregamos el yogur que teníamos reservado, el aceite y el extracto de vainilla y mezclamos.

Tarta fría de frutos rojos

Seguidamente,  mezclamos la harina con la levadura y tamizamos, incorporándola a la anterior mezcla, removiendo despacio hasta que esté integrado.

Vamos poniendo el horno a precalentar (180º calor arriba y abajo), untamos de mantequilla un molde alto y vertemos en él la mezcla. Horneamos durante unos 40 minutos o hasta que veamos que está hecho. Dejamos enfriar fuera del horno y desmoldamos.

Mientras tanto, cogemos los frutos rojos (yo los usé congelados) y los ponemos en un cazo junto al azúcar y 3 cucharadas de agua; mezclamos y calentamos a fuego medio, removiendo de  vez en cuando hasta que se reduzca un poco el líquido y veamos que queda un almíbar riquísimo. Dejamos enfriar.

Con unas varillas, o con la thermomix, montamos la nata, añadiéndole el azúcar glass y, cuando esté en su punto, le incorporamos los frutos rojos, ya fríos y removemos con cuidado hasta que esté totalmente integrado.

Como ya tendremos el bizcocho frío, le cortamos con cuidado la parte superior y vaciamos el centro (esto lo aprovecharemos, obviamente) y rellenamos este espacio con la nata y frutos rojos que hemos preparado. Tapamos con papel film y lo congelamos un mínimo de 4 horas. Cuando lo vayamos a servir, lo sacamos del congelador alrededor de 1 hora antes y decoramos con frambuesas y azúcar glass espolvoreada.

Me podéis encontrar, también, en :

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s