Estofado de carne con cebollitas francesas y patatas hasselback

 

Estofado de carne con cebollitas francesas y patatas hasselback

En este mundo tan ajetreado que nos ha tocado vivir se agradece llegar a casa y encontrarse con un plato de esos que te reconfortan, tanto por su sabor rico, suave, incluso contundente, pero que nos entona y nos aporta esa energía de la que a veces carecemos y que nos es tan necesaria para seguir en el día a día. Y creo que el plato de hoy aporta todo eso: es cómodo, porque se puede dejar preparado e ir tirando y, además, es reconfortante tanto por su sabor como por su aporte proteico. Además, con el punto chic de las cebollitas caramelizadas y las patatas en su punto, nos harán disfrutar, sin duda, del momento. Hoy os propongo un estofado de carne con cebollitas francesas y patatas hasselback.

Como os comentaba yo creo que este plato gusta a todos los de la casa. A l@s que normalmente cocinamos, porque nos permite tener platos preparados para la semana y a los chicos porque les suele encantar la carne y, sobre todo, estas patatitas al horno. Si queréis, también queda delicioso con un arroz blanco en su punto o, incluso, una mezcla de arroces salvaje, rojo, etc con un toque crujiente.

Estofado de carne con cebollitas francesas y patatas hasselback

Vamos con la receta.

Ingredientes:

750 grs de carne de ternera cortada en daditos

2 zanahorias

1 cebolla

1 vaso de vino tinto (y un poquito más para mezclar con la harina de maíz)

Harina (para sellar la carne)

Harina de maíz (para la salsa)

Sal

Tomillo

Aceite de Olive virgen extra

Para las cebollitas:

Cebollitas francesas (8-9 unidades)

50 grs de mantequilla

1 vaso de agua

2 cucharadas de azúcar

Para las patatas hasselback:

8 patatas medianas (del mismo tamaño), a poder ser, gallegas.

Ajo, perejil y aceite

Preparación:

Lo primero que haremos será limpiar bien la carne de trocitos de grasa, si nos ha quedado alguno y salpimentarla. Ponemos una olla (a presión) con aceite y vamos enharinando cada trozo de carne y poniéndolo al fuego, medio fuerte, sólo un minuto por cada lado. Lo hacemos por tandas y lo sacamos de la olla, para asegurarnos que todo está sellado adecuadamente.

Mientras, vamos picando muy finamente la cebolla y pelando la zanahoria, que cortaremos longitudinalmente.

En ese mismo aceite, y aprovechando la costra que ha quedado en la olla de freir la carne, incorporamos la cebolla  muy picada, esta vez ya a fuego suave. Una vez que está transparente, añadimos la zanahoria y sofreímos.  Incorporamos, entonces, la carne que teníamos reservada y cubrimos de vino, dejando que se evapore el alcohol. En el vino que hemos apartado, diluimos una cucharadita de harina de maíz, que incorporaremos también al guiso. Es el momento de rectificar de sal y añadirle el tomillo.

Cuando veamos que el alcohol se ha evaporado,  cerramos la olla y dejamos, aproximadamente, una hora a fuego medio. Destapamos y vemos si la carne está a nuestro gusto. Si no es así, pondremos un poquito más al fuego.

Mientras, vamos haciendo las cebollitas francesas. Así, las pelaremos y las pondremos en una sartén con  la mantequilla y el azúcar a fuego medio para que se sellen y vertemos el vaso de agua por encima (hasta que las cubra) cocinándolas aproximadamente durante 15 minutos.

Una vez hechas, las incorporamos a la carne, para que vayan cogiendo todo su sabor.

Estofado de carne con cebollitas francesas y patatas hasselback

Este es un plato que podremos dejar hecho con antelación. Lo único que prepararemos en el momento serán las patatas. Para ello, cogeremos las patatas, a ser posible gallegas y del mismo tamaño, las pelamos (se pueden hacer también con piel; en ese caso las limpiamos bien con un cepillo) y le hacemos gajos de igual tamaño sin llegar al fondo. En un mortero, pondremos ajo, perejil, sal y un chorrito de aceite de oliva virgen extra, machacamos esta mezcla y con un pincel distribuiremos entre los gajos de la patata y por encima de ella; las pondremos en una fuente de horno y dejaremos que se hagan.

Estofado de carne con cebollitas francesas y patatas hasselback

En el momento de servir, pondremos en el plato una ración de carne, 2 cebollitas, una tira de zanahoria y dos patatas hasselback para cada comensal (bueno, si sois comilones, os dejaremos repetir) y, sinceramente, será un plato delicioso y de lo más completo, así como supercómodo para tener hecho en caso de invitados.

Espero que os haya gustado.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s