Tarta de manzana con crema pastelera

Tarta de manzana con crema pastelera

A veces sentimos un deseo irreprimible de comer algo, en especial azucarado, algo que, quizás te recuerde algún momento feliz o, simplemente, tenemos la necesidad de probar de nuevo una tarta, un pastel, un bocado que nos hará disfrutar como ninguno. A mi marido esto le ocurre con mucha frecuencia, de tal manera que siempre que “insinúa” que su organismo le pide esto o aquello (¡qué casualidad, siempre dulce!) y con ojitos zalameros se acerca a la cocina, ya sé que hay una petición en proceso y qué le vamos a hacer, solo tengo uno y habrá que contentarle. Esta vez le ha tocado a una sencilla tarta de manzana con crema pastelera, que no por sencilla es menos apetitosa. Ahí vamos con mi receta a ver qué os parece.

Recetas de tartas de manzana hay miles y de infinidad de combinaciones, tantas como cociner@s hay. Nos podemos encontrar tarta de manzana con masa brisa, con base de bizcocho, sin base, con hojaldre, tarta de manzana americana, tarta de manzana alemana, tatin, con nueces, con gelatina, con plátano, con chocolate, con fruta troceada o en compota….y un sinfín más de tipos, todas extraordinarias, estupendas en cualquier época del año y en cualquier momento del día.

Lo mismo ocurre con las manzanas utilizadas, pues hay quienes emplean la variedad Reineta, otros Golden o Granny Smith aunque lo más lógico es que se empezara utilizando aquellas que tuviéramos más a mano. Parece ser que ya se tiene noticia de esta delicia en la Inglaterra del siglo XIV, acompañada de peras, higos y pasas. Los franceses parece ser que cocían las manzanas previamente con mantequilla y en Holanda se acompañaban de miel y canela. Más tarde, en el XVI se empieza a extender su uso por el continente americano, a través de los colonos de estos países, desarrollando lo que aún se conoce como “american Apple pie”.
Vamos, entonces, a la receta.

Ingredientes:
1 plancha de masa quebrada
Para la crema pastelera:
Medio litro de leche entera
1 vaina de vainilla
125 grs de azúcar
40 grs de harina de maíz
4 yemas de huevo
Para la cobertura de manzanas:
2 ó 3 manzanas reineta (depende del tamaño)
5 cucharadas de azúcar
Para darle brillo:
Mermelada de albaricoque o gelatina neutra en polvo o en hojas

Preparación:
Precalentamos el horno a 180º porque lo primero que haremos será extender la masa quebrada en el molde, pegándola bien a las paredes; la pinchamos con un tenedor y la metemos, unos 10 minutos, sin que se llegue a tostar demasiado. Sacamos la masa y dejamos que se enfríe.

Tarta de manzana con crema pastelera
Mientras tanto, preparamos la crema pastelera. Abrimos la vaina de vainilla con un cuchillo por la mitad y quitamos con él las semillas que hay en el interior y las mezclamos con la leche para que infusione (también puedes incorporar las vainas). Mientras, vamos mezclando en un bol las yemas de huevo, el azúcar y la maicena, y lo batimos con varillas, hasta que tenga un aspecto homogéneo. Vertemos en este bol la leche infusionada poco a poco para que no se cuaje el huevo y vertemos, de nuevo, en el cazo y a fuego lento y sin dejar de remover, esperamos que se espese. Es importante que esté siempre a fuego lento y tener mucha paciencia, porque el proceso puede ser lento.

Una vez templada la crema, la incorporamos a la masa, que ya tendremos horneada ligeramente, y la extendemos con ayuda de una cuchara. No cubrimos hasta el borde, porque ahora incorporaremos las manzanas.

Pelamos las manzanas y las cortamos en gajos iguales y del mismo grosor; si vamos a tardar un poco en incorporarlas a la tarta, las rociaremos con el zumo de un limón. Las vamos colocando encima de la crema pastelera haciendo el dibujo que más nos guste, y montando una encima de otra, porque luego en la cocción se reducirán de tamaño. Como las manzanas que yo he usado son Reineta, le puse por encima unas cucharadas de azúcar, al gusto.

La metemos al horno a 180º (con aire) o 200º (sin aire) alrededor de 20 minutos, hasta que veamos que los bordes de las manzanas se doran. Enfriamos fuera.

Tarta de manzana con crema pastelera
Para darle ese brillo tan característico, podemos pincelar las manzanas con una rica mermelada de albaricoque o con gelatina neutra. En este caso, pondremos la gelatina que nos indiquen para 100 grs de agua y, una vez, templada, pintaremos por encima. Metemos al frigorífico y ¡Listo!.

beig

Gracias por estar ahí,

firma

iatafa

Anuncios

2 comentarios en “Tarta de manzana con crema pastelera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s