Mini bundt cakes de calabaza

mini bundt cakes de calabaza

Me encanta el otoño. Cuando llegan estas fechas donde la temperatura todavía es muy cálida, y te envuelve ese principio de aire fresco que anuncia el invierno, en contraste con los tórridos veranos que solemos sufrir, donde los paseos vuelven a ser muy agradables, el comienzo del curso obliga a retomar ciertas rutinas y te marcas objetivos a realizar en el año, hay un protagonista indiscutible en la cocina, tan versátil en su cocinado como en sus formas y es, sin duda, la calabaza. Hoy las temperaturas nos vuelven a dejar encender el horno y os propongo estos mini bundt cakes de calabaza.


A todos nos llaman la atención las diferentes formas y tamaños de esta hortaliza, con ese tono anaranjado tan característico, que nos da idea de la presencia de beta-caroteno (como en la naranja y la zanahoria) que, al ser absorbido por el organismo, se transforma en vitamina A, infalible para la lucha contra gripes y catarros. Así de inteligente es la Naturaleza.
Por si esto fuera poco, es muy rica en fibra y recomendable por su escaso aporte calórico, pudiendo utilizarla en multitud de platos, ya sean dulces o salados, tales como cremas de calabaza, sopas de calabaza, curry de calabaza, risottos de calabaza, salsas de calabaza, calabaza rellena, bizcocho de calabaza, tarta de calabaza….y así un sinfín de platos que la hacen imprescindible en nuestra cocina. Hoy nos decantamos por uno que, sin dejar de ser un clásico, no es menos apetecible.

Mini bundt cakes de calabaza

Ingredientes:

200 grs de harina de trigo

200 grs de azúcar

Media cucharada de sal fina (como 2,5 grs)

1 cucharada de bicarbonato de sodio ( unos 5 grs)

240 g de puré de calabaza

120 ml de aceite vegetal

2 huevos

50 ml. de leche

Media cucharada de nuez moscada (2,5 grs aproximadamente, al gusto)

1 cucharada de canela ( también, al gusto)

120 grs de nueces picadas

Preparación:

Lo primero que haremos es el puré de calabaza. La pelamos, la cortamos en trozos y la metemos al horno hasta que esté blandita. Una vez que la hemos sacado del horno y esté fría, la ponemos en una batidora y le añadimos la leche, batiendo hasta que quede una pasta cremosa.

Mini bundt cakes de calabaza

En un bol, mezclamos la harina, el azúcar, la sal y el bicarbonato de sodio. En otro bol, mezclamos la crema de calabaza, el aceite, los huevos batidos y las especias. Removemos e incorporamos a la mezcla de ingredientes secos que ya teníamos preparada, mezclando todo bien hasta que esté bien amalgamado. Añadimos las nueces.

Como ya tendremos el horno precalentado a 180º, vertemos la mezcla en un molde, previamente untado de mantequilla o, como en este caso, en pequeños moldes individuales. Lo tendremos en el horno en torno a 45-60 minutos (veremos si está, pinchando el bizcocho).

Lo dejamos enfriar fuera del horno, lo desmoldamos y espolvoreamos de azúcar glass. Es un bizcocho muy agradable de comer y muy jugoso.

beig

 Mini bundt cakes de calabaza

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s