Mermelada de melón y jengibre

Mermelada de melón y jengibre

Elaborar tus propias mermeladas y convertir tu cocina en un auténtico laboratorio de olores, texturas y sabores siempre es divertido. Todo dependerá de los gustos que tenga cada uno y de los usos que quieras darle a las mismas (para desayuno, como acompañamiento de una carne, como capas en un bizcocho, etc), pero hay infinidad de combinaciones que, seguro, te ayudarán a disfrutar. Esta receta que os propongo hoy es muy fresca y, con su punto cítrico, ideal para tomarla sola o acompañada de, por ejemplo, un buen queso curado.

Según el Diccionario de la Real Academia Española, mermelada es una “conserva elaborada con fruta cocida y azúcar”, por lo que tenemos claro que los dos ingredientes básicos de una buena mermelada es la fruta y el azúcar, a lo que podemos añadir, por ejemplo, algún cítrico que nos aportará sabor y ayudará como conservante al azúcar. Para ello debemos escoger siempre la fruta dura pero en su óptimo momento de maduración para conseguir un contenido máximo en pectina, sustancia natural parecida a la goma que se encuentra en cantidades diferentes ya sea en las semillas, en las pepitas, en la pulpa o en la piel de las fruta y que, al calentarse, es liberada dando esa apariencia gelatinosa tan característica. Así, nos encontramos con frutas con alto nivel de pectina (como las manzanas, los arándanos, las uvas, las naranjas, membrillos), con un nivel medio de pectina (albaricoques, moras, ciruelas claudias) y un nivel bajo (cerezas, nísperos, melones, melocotones, fresas, ruibarbo), por lo que deberemos jugar con las frutas utilizadas para conseguir el aspecto que queremos, mezclando, por ejemplo, fresas con ruibarbo o, como en este caso, melón con manzana.

Mermelada de melón y jengibre
El azúcar es, igualmente, un elemento básico en el proceso de elaboración de estas conservas, constituyendo entre el 55-70% de su composición. Todas las frutas requieren una cocción previa antes de añadir el azúcar (depende de la textura de la fruta, entre 12-15 minutos para los frutos rojos hasta los 45′ de las manzanas) o una maceración de fruta y azúcar antes de ponerla al fuego. De esa manera, conseguiremos liberar mayor cantidad de pectina.

Mermelada de melón y jengibre
Ingredientes:
1 melón dulce maduro
½ kg de manzanas
30 grs de jengibre fresco
1 litro de agua
El zumo de 3 limones
750-1000 grs de azúcar (dependerá de si os gusta más o menos dulce)

Preparación:
Partimos el melón por la mitad y lo troceamos; hacemos lo mismo con las manzanas. Lo ponemos todo en una cazuela, junto con el jengibre y el agua y lo llevamos a ebullición; seguidamente, tapamos la cazuela y dejamos cocer unos 30 minutos. En este momento, añadimos el zumo de limón y el azúcar, removiendo continuamente hasta que se disuelva todo. Si vemos que se forma espuma, retiramos la cazuela del fuego y la quitamos con una espumadera.
Comprobaremos que la mermelada está en su punto si levantamos la cuchara y, haciéndola girar para que se enfríe un poco, queda adherida una parte y el resto cae a la cazuela de nuevo; si vemos que la mermelada cae fluidamente, le quedará algún tiempo más de cocción.

beig
A continuación se pueden ir introduciendo en los botes herméticos y esterilizados que necesitemos, y ¡a disfrutar!

Mermelada de melón y jengibre

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s